T. 943 451 511 / M. 629 271 481 / kalapie@kalapie.org

Noticias

29
Sep

NOTA DE KALAPIE SOBRE EL CORTE DE CANDADOS CON ROTAFLEX EN LAS BICIS APARCADAS EN EL CENTRO, Y LA FALTA DE SEÑALÉTICA EN LA “ROUTE 25” o “VUELTA A DONOSTIA POR LOS BIDEGORRIS”.

 

Carta abierta de Kalapie a la Sra. Concejala de Movilidad.

A petición de una gran cantidad de ciclistas, nos dirigimos a Ud., para mostrarle nuestra repulsa ante  el corte de candados  y posterior traslado de bicicletas que hemos  sufrido en la reciente  Semana de la Movilidad.
Nuestra asociación, a lo largo de estos años, siempre ha mantenido con las diferentes instituciones una misma actitud: apoyo a todo lo que sea promoción de la bicicleta y crítica  cuando, a nuestro entender, la bicicleta no recibía el apoyo  que  merece. Un ejemplo positivo  es la intensa y continuada colaboración mantenida con el Ayuntamiento en la puesta en marcha  de la “Route 25” o “Vuelta a Donostia por los bidegorris”.
No obstante, el consistorio donostiarra debería colocar, a la mayor brevedad, las señales correspondientes, como las hay en otras ciudades, para evitar así que la gente se despiste en los innumerables cruces de la “Route 25”.
Ante la escasez de  aparcamientos en los puntos más estratégicos de la ciudad, centro y parte vieja,   pensamos que siempre  y cuando no estén estorbando el paso de otros vehículos y no estropeen el mobiliario urbano o estén atadas a los árboles, deberían ser respetadas tal como indica la normativa. Porque para nosotros la existencia de muchas bicicletas en la ciudad, no es ni un desdoro ni un problema, todo lo contrario, es uno de los  indicadores de una ciudad sostenible, menos contaminada y más saludable. Es evidente que se necesitan más aparcamientos y mejor dotados.
A pesar de las saneadas finanzas  de las  que nos habla el Ayuntamiento, su inversión en infraestructuras ciclistas es totalmente insuficiente, falta finalizar la red,  el mantenimiento de los bidegorris  brilla por su ausencia: baches, hierbas, ramas de árboles, falta de pintura etc., por no citar, que en toda la ciudad no hay ni una señal que indique a los ciclistas las diferentes direcciones, falta una señalética que evite que un ciclista que quiera ir a Irún vaya hacia Amara.
Pensamos que para el Ayuntamiento la bicicleta sigue siendo algo marginal, o en el mejor de los casos, algo superfluo. Así si somos coherentes con el Plan de  lucha contra el Cambio Climático, aprobado recientemente por el consistorio, el coche debe perder protagonismo en la ciudad y ganar aquellos medios de transporte  no contaminantes.
En resumen, que este escrito de Kalapie desea por una parte recoger el sentir ciudadano de frustación ante los últimos desafortunados acontecimientos y por otra, mostrar al Ayuntamiento nuestra entera disposición para colaborar en la búsqueda de soluciones al grave problema de aparcamiento de bicicletas en el centro de la ciudad.

5 Responses

  1. Antton Elosegi

    Como ciclista urbano y veterano de Kalapie, y como peatón acompañante de una persona con movilidad reducida, quiero hacer un comentario a la carta donde se mezclan dos temas, el del Route 25, que me parece perfecto y el de los candados, al que quiero poner unos peros.
    No sé en qué circunstancias se ha llevado a cabo lo del corte de candados pero sí puedo decir que la situación actual del Boulevard (no me refiero a la calzada y al bidegorri) es una burla al concepto de peatonal.
    Y lo es, en primer lugar porque toda la mañana, a veces hasta las 12:30, la parte plana está absolutamente ocupada por furgonetas y camiones de reparto. Y en segundo lugar, por la existencia de esos cerca de 20 aparcabicis que ocupan todos los huecos disponibles, y por esas docenas o centenares de bicis encadenas al mobiliario urbano. Tanto los legales, los aparcabicis, como los ilegales, las bicis candadas por todas partes, provocan además un flujo continuo de bicis, en un 95 por ciento montadas. Y es que, además, las señales que prohíben la circulación de bicis por el Bule son casi clandestinas.
    Todo esto contribuye a que un espacio absolutamente necesario como peatonal puro se vuelva incómodo e inseguro para los peatones con movilidad reducida y usuarios de sillas de ruedas, que pueblan el Boulevard.
    Ya es hora de que los ciclistas también comprendamos que no tenemos derechos por encima de los de los peatones, que vayamos aprendiendo a soportar alguna incomodidad como la de dejar la bici a cierta distancia de nuestro destino.
    Creo que Kalapie se debe a la movilidad amigable , que no se menciona en toda la carta, y no se puede apoyar al supremacismo bicicletero de algunos ciclistas.
    Yo, por mi parte, exigiré que se pongan suficientes aparcamientos de bicis, que en el Boulevard no pueden ser más que subterráneos, y al propio tiempo apoyaré cualquier movimiento que libre de bicis al Boulevard.

    1. Kalapie

      Kaixo Antton,

      Gracias por tu respuesta y aportación. Lo que comentas es totalmente cierto y estamos estudiando una posible propuesta al ayuntamiento en este sentido.

      Un saludo.

    2. Trankilo

      También soy ciclista y peatón. Ni supremacía ciclista ni peatonal, las ciudades deben ofrecer espacios compartidos para las bicicletas: vías con limitación de velocidad y espacios peatonales compartidos como deberían ser el boulevard o la Parte Antigua. Incluso el Reglamento de Circulación permite autorizar a los Ayuntamientos circular a las bicicletas por aceras de más de tres metros. El Alemania, por ejemplo es habitual en las grandes ciudades. Únicamente se debe exigir un comportamiento responsable a los ciclista, los peatones y los vehículos eléctricos o de motor.

      En cuanto a la responsabilidad de utilizar mobiliario urbano adecuado para asegurar las bicicletas, en primer lugar, recae en el Ayuntamiento que debe ofrecer espacios suficientes.

      Utilizar el argumento legal de que las bicicletas aseguradas en una barandilla en una acera de más de seis metros estorban el paso de peatones es un insulto a la inteligencia de los ciudadanos, en especial, cuando solo se aplica únicamente a la zona “noble” de la ciudad, mientras los barrios se discriminan con centenares de bicicletas ancladas en los árboles, bancos y barandillas sin que al parecer nadie se preocupe por ello.

      No hay duda de que para el ayuntamiento los ciudadanos y ciudadanas que utilizamos la bicicleta como un elemento de transporte saludable y sostenible somos marginables. Tampoco parece que tiene mayor interés en cumplir los objetivos de reducir las emisiones de efecto invernadero. En especial cuando el GV habla de una discriminación positiva al uso de la bicicleta.

      Las únicas alternativas para acudir al centro en bicicleta desde los barrios, es utilizar un vehículo de motor, ir a pie o correr un alto riesgo de tener que asegurar la bicicleta en un árbol o mobiliario público, porque es muy probable que no se encuentre un solo lugar adecuado.

  2. Laura

    En realidad, debería existir señalización en todos los bidegorris, cuando vienen ciclistas del extranjero o de fuera de Donostia no saben por donde se circula para ir de un lado a otro de la ciudad.

    1. Kalapie

      Totalmente de acuerdo contigo Laura, se pierden no solo los de fuera sino que también los de aquí mismo. Estamos ahora con el tema de la señalética peleándonos con el departamento de Movilidad del ayuntamiento, tanto para la recién estrenada ROUTE 25 Donostia-San Sebastián como para el conjunto de bidegorris de la ciudad, como tú muy bien reivindicas.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies