T. 943 451 511 / M. 629 271 481 / kalapie@kalapie.org

Noticias

10
Ene

Con inversión térmica qué aire respira la ciudadanía al desplazarse en Donostia-San Sebastián en diferentes medios de locomoción.

En la mañana invernal anticiclónica de 4-5 ºC del 8 de enero de 2019, entre las 10 y 14 horas,  se han realizado mediciones de partículas PM2.5 a lo largo de la ciudad utilizando diferentes medios de locomoción, con el fin de conocer la calidad del aire que respira la ciudadanía al desplazarse en bici, a pie, metro, autobús y coche.

Como consecuencia de la inversión térmica reinante desde hace varios días en la península ibérica,  había en la ciudad una contaminación ambiental de PM2.5 que oscilaba entre los 10 y 20 microgramos/m3.

Por el contrario, al día siguiente 9 de enero, la entrada de una masa de aire polar seco continental por el norte de la península ha limpiado la atmósfera, reduciendo los niveles de partículas en aire a valores de 4-6 microgramos/m3, muy inferiores al límite de los 12 microgramos/m3 recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para las mediciones se ha utilizado el nuevo monitor AirBeam2 que ha registrado los resultados de las partículas PM2.5 en los gráficos que se adjuntan:

Gráficos 1 y 1 bis,  de 10.09 a 11.32 horas, con desplazamientos en bici desde Ategorrieta a Easo y a pie entre Easo y Anoeta.

                

                                         Gráficos 1 y 1 bis        

NOTA: Los picos de las 11.30 horas corresponden al polvo ambiental proveniente de las obras del estadio de Anoeta.

Gráficos 2 y 2 bis, de 11.33 a 13.59 horas, con desplazamientos fundamentalmente en metro de Anoeta a Altza y regreso de Altza a Easo, por Gros en autobús y por Ategorrieta e Intxaurrondo en coche.

           

                                                            Gráficos 2 y 2 bis

Las mediciones del suburbano se realizaron en el interior de los andenes de Anoeta y Altza, en las dos escaleras mecánicas de Altza y en el interior de dos vagones durante los trayectos Anoeta-Altza y Altza-Easo, respectivamente.

Resultados.

Del análisis de las concentraciones de PM2.5 indicadas en los gráficos resulta que:

  • Los niveles de partículas al desplazarse a pie y en bicicleta reflejados en los gráficos 1 y 1 bis corresponden a los que teníamos en la ciudad como consecuencia de la inversión térmica.
  • En el interior de los andenes de Anoeta y Altza, y escaleras mecánicas de esta última estación, las concentraciones de partículas encontradas son similares a las del aire exterior.
  • En el interior de los vagones entre Anoeta-Altza y Altza-Easo, los valores de partículas son sensiblemente inferiores a los encontrados tanto en los andenes como en el aire de la calle, del orden de los 4-6 microgramos/m3.
  • En el interior del autobús 17, en el trayecto realizado por el barrio de Gros, los niveles de partículas son también inferiores a los del aire exterior, de unos 6 microgramos/m3.
  • Y finalmente, las concentraciones de partículas halladas en el interior del coche utilizado en el recorrido por los barrios de Ategorrieta e Intxaurrondo, también son del orden de los 4-6 microgramos/m3, muy inferiores a los niveles del aire exterior. No obstante, sería conveniente realizar mediciones en otros modelos de coches.

 

Conclusiones.

Con el grado de polución existente en la ciudad en la mañana de hoy debido a la situación anticiclónica, se puede concluir a grandes rasgos diciendo que:

  • En los gráficos 1 y 1 bis de desplazamiento en bici y a pie, las partículas PM2.5 están en nivel amarillo, superior a los 12 microgramos/m3 recomendados por la OMS.
  • Por el contrario, en los gráficos 2 y 2 bis en los que los desplazamientos han sido mayoritariamente en metro, bus y coche, las partículas están prácticamente en nivel verde, inferior a los 12 microgramos/m3, y aún más bajo en el interior de los vagones del metro así como en el del bus y coche.
  • Paradójicamente, con inversión térmica era hoy más saludable desplazarse en metro, autobús y coche privado que hacerlo a pie o en bicicleta, cuando estos dos medios de locomoción son, sin lugar a dudas, los más sostenibles, pero no siempre los más saludables para la ciudadanía en lo que a la calidad del aire se refiere.
  • Es conveniente señalar que los periodos de situación anticiclónica con inversión térmica en invierno son cada vez más frecuentes y de mayor duración (hasta cerca de una semana), afectando especialmente al personal más sensible, niños, mayores, y con problemas respiratorios, asma, alergias…así como a los practicantes de deportes al aire libre.
  • Por todo ello, sería conveniente y muy necesario, que el término de movilidad sostenible (no productor de sustancias contaminantes ni de gases de efecto invernadero) se amplíe también al de saludable, ya que si no se reduce de una forma notable el uso de los vehículos privados tradicionales, las personas que utilizan los medios de desplazamiento más sostenibles (caminar y bici) seguirán siendo las más expuestas a la contaminación.
  • Llama poderosa y positivamente la atención la buena calidad del aire interior de los vagones del metro, autobús y coche privado, debido evidentemente, al eficiente sistema de filtros existente en los referidos medios de locomoción.
  • Finalmente, en lo que al metro se refiere, nuevo medio de movilidad en Donostialdea, indicar que además de ser un medio rápido y sostenible, lo es también saludable, con una calidad del aire en sus andenes similar al de la calle, y especialmente bueno en el interior de sus vagones, a diferencia de la mayoría de los metros de cierta antigüedad existentes en el mundo, como recientemente se pudo comprobar en el de Madrid, que ni siquiera mejoraba la calidad del aire en el interior de los vagones.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies